Carta de un padre cristiano a su pequeño hijo: “FELIZ CUMPLEAÑOS, HIJO MIO. SÉ FELIZ CUMPLIENDO LA VOLUNTAD DE DIOS”

Bien sabido es el gran valor que tienen hoy las redes sociales para comunicarse al instante con cualquier amigo o ser querido donde quiera que éste se encuentre, medio del cual no pudieron disponer las generaciones anteriores. Sin embargo, así como reconocemos esta valiosa alternativa comunicacional, también hay que reconocer que no todo el mundo la usa para fines positivos y altruistas. La inmoralidad y el odio se están filtrando fuertemente en estos canales digitales de comunicación, desvirtuando el propósito original que seguramente tuvieron sus creadores.

 

Carlos es el joven padre de Isaías, un pequeño de 6 años que, al igual que todos los nacidos en esta nueva era, son considerados “nativos-digitales”. Por esta razón, su progenitor pensó que su hijo pronto aprendería a leer y, por ende, a navegar por los distintos portales, muros y páginas que tendría a su acceso, siendo una de estas, seguramente, la suya, razón por la que se propuso dejarle un mensaje cristiano para cuando lo encontrara, como sabia guía para el resto de su vida.

 

Estas fueron las palabras que brotaron desde el corazón de Carlos para su hijo:

 

-Deseo que nunca pierdas la certeza que Jesús viene pronto, de esta manera todos tus planes a futuro tendrán como límite aquel gran día.

 

-Te pido que siempre te juegues por lo que es correcto, es decir, lo que aprueba la Palabra de Dios.

 

-Jamás tengas miedo de hacer aquello que Jesús ponga en tu corazón, aunque tengas que ir en contra de la multitud. Que nada te asuste cuando se trata de cumplir la voluntad de Dios, avalada en su Palabra y en su Profecía.

 

-No cumplas años en vano. Recuerda que si Dios te regala vida es porque tiene una misión para ti y es tu deber pedir al Señor que te muestre esa misión y te de valor para cumplirla.

 

-Nunca abandones tu amistad con tu Creador. Él es el único que puede mantenerte de pie ante las peores tormentas de la vida.

 

-Si Jesús no regresa antes que entres a tu edad juvenil, recuerda que el mundo que te espera afuera está preparado para arrancarte rápidamente y de manera sutil todos los valores cristianos que aprendiste.

 

-Y, por último, quiero decirte que muchas veces te parecerá que a los que actúan mal les va bien y que, a los que tratan de hacer las cosas bien, les va mal. Eso es un pensamiento engañoso. Quienes actúan bien, independientemente de los resultados momentáneos, tienen mucha paz en su corazón, una conciencia feliz y duermen tranquilos por la noche, a diferencia de aquellos que tienen su corazón y conciencia perturbados.

 

Qué tengas un feliz cumpleaños, hijo mío. Sigue tu camino, escuchando siempre la voz de Dios que te dice: “¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes!, porque Jehová tu Dios te acompañará dondequiera que vayas.

 

Carlos, tu padre terrenal….

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario