Los desafíos que nos plantea la Cuarentena

 

Por Luis Núñez Barrientos

Contralor Ciudadano

Nunca antes visto en la historia de la humanidad, una pandemia ha sido tan fulminante y de tal magnitud como la del Covid-19. En sólo 100 días el virus recorrió, todo el planeta y ha obligado a realizar cuarentenas a miles de millones de personas. Hoy es el turno de nuestra ciudad de Copiapó y su gente.

Esta pandemia no es sólo una crisis sanitaria y económica, es lo que las ciencias sociales califican de “hecho social total”, en el sentido de que convulsiona a la sociedad en su conjunto.

Si bien es cierto las cuarentenas tienen como objetivo principal, frenar el avance de la pandemia. Las medidas de Cuarentena deben nacer de un proceso de planificación serio y responsable y su implementación debe estar orientada a la eficiencia y la eficacia de la medida.

En mi opinión el aviso intempestivo de la cuarentena para nuestra ciudad, traerán resultados que son contrarios al objetivo de frenar el avance del Covid-19, todos fuimos testigos de las grandes aglomeraciones en supermercados, ferias libres, bancos, farmacias, etc. Lugares que fue imposible mantener la distancia social y con ello se aumenta la posibilidad de contagio.

Tal como la pandemia ha dejado en evidencia las vulnerabilidades sociales y funcionales de nuestro país. Esta cuarentena también desnudará las falencias de nuestra comuna e incluso problemáticas que afectan a comunas vecinas, como es el caso de la Comuna de Tierra Amarilla, que a pesar de aportar cerca del 40% del PIB regional, es una comuna con enormes carencias de servicios esenciales, como por ejemplo la falta de supermercados, por lo cual los tierramarillanos tienen que viajar hasta Copiapó para realizar compras y trámites. Por lo cual los habitantes de la calle larga, sin estar en cuarentena deben asumir de igual manera los efectos de la cuarentena.

Nuestras autoridades deben preparar estas medidas con mayor rigurosidad, minimizando los impactos negativos que generan estas drásticas medidas sanitarias. Es urgente abordar problemáticas y desafíos que enfrentamos todos los ciudadanos, por ejemplo, la gente que trabaja en el transporte público, que ven mermados sus ingresos, y peor aún hoy por hoy están generando gastos de recursos “Gasto de Combustible” sin que ello signifique ganancias monetarias para los choferes de la locomoción colectiva, sumiendo a estos en la incertidumbre y desesperanza. Urge por ello, estudiar un mecanismo que venga en ayuda de este y otros sectores productivos que dependen de la generación diaria de recursos económicos, para su sustento, por lo cual son los más afectados en épocas de crisis y son los que tienen menores recursos para enfrentar los efectos de la cuarentena que estamos comenzando.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario