Fresia Sepúlveda Hanckes, candidata a diputada, promete involucrar la mirada cristiana en sus proyectos, “porque es lo que falta y se ha dejado de lado”

Seguramente, a la mayoría de los atacameños no les dice mucho el nombre de Fresia Sepúlveda Hanckes, pero, en cambio, sí el nombre de Eduardo Esteffan Marcos, conocido ex alcalde de Copiapó y ex gobernador de la Provincia de Copiapó. Pues bien, su esposa es precisamente doña Fresia, quien ha tomado la decisión de postularse como candidata a diputada por el cuarto distrito, correspondiente a nuestra región, representado al Partido Republicano.

“Como colaboradora en las actividades sociales que debía cumplir mi esposo, aprendí a conocer la realidad que viven muchas familias de mi región y creo que ahora puedo aportar mucho al desarrollo de  Atacama con la mirada de mujer, además de la fuerza, el empuje y entrega que somos capaces de aportar las atacameñas”, señala a modo de introducción.

Hoy, cuando todos los candidatos ponen de relevancia en sus campañas el afán por trabajar en la mejora de la educación, la salud y la vivienda, entre otros tópicos, todos de relevancia, por supuesto, Fresia ha puesto un particular énfasis en el aspecto cristiano y moral, obviado por casi todos los demás candidatos.

“Cuando uno saca a DIOS de su vida el ´enemigo´ se mete por la ventana. Los países que han sacado a Dios de la vida de sus ciudadanos, aquellos que han renegado de Él, lisa y llanamente no han funcionado, como ocurre con Cuba, Venezuela, Nicaragua, Rusia y Corea del Norte. Los valores cristianos son los que dan directriz y sentido a la vida, porque nos indica el camino correcto. Cuando no está Dios en nuestras vidas, se pierde el sentido de todo lo que tenemos alrededor. Por eso, los países sin Dios se han ido por el camino incorrecto. Por lo tanto, el baluarte de la sociedad es la familia y cuando no está la familia como principal estructura, los países comienzan a perder el rumbo de la vida, la familia aferrada a Dios es la base de la sociedad y esa debilidad actual es la que pienso potenciar en cada uno de mis proyectos si es que llego a ser electa diputada”.

¿Qué la motiva a involucrarse en el campo político?

“Lo que me motiva a  trabajar con ganas es lo que está pasando con las familias, con los niños y con la economía. Me parece que se perdió el impulso que teníamos antes. Hoy, más que nunca, necesitamos volver a encantarnos como país, recuperar la mística y amor a nuestra cultura, a nuestras tradiciones y a nuestra idiosincrasia que los estamos perdiendo”.

¿Por qué el Partido Republicano?

“Soy Militante del Partido Republicano desde su fundación, porque me interpreta absolutamente y lo que plantea José Antonio Kast es lo que realmente  pienso. Para mí, este partido es un referente absolutamente válido de lo que se necesita en nuestro país en estos momentos”.

A su juicio, ¿es posible creer en el futuro de Atacama?

“Por supuesto que sí. Yo creo en el futuro de Atacama, en la medida que tomemos la senda correcta, bien estructurada y con un ordenamiento interno en todo sentido. Los dineros también hay que invertirlos de una manera más óptima, para que se beneficien todos los atacameños, en forma equitativa, financiando obras y necesidades que son prioritarias para la región y su gente. En este sentido, me parece horrible el paupérrimo nivel de la inversión que alcanzamos respecto del presupuesto regional, llegando solo al 50 por ciento del gasto de las platas y, por lo tanto, el otro porcentaje debe devolverse, en circunstancia que tenemos tantas necesidades en materia de obras públicas que debemos concretar”.

¿Por qué la gente debiera votar por Fresia Sepúlveda Hanckes? “Por el importante proyecto que tenemos con José Antonio Kast, cuyo liderazgo como Presidente sería un impulso maravilloso para este país. Por eso también los invito a votar por José Luis González como CORE, porque necesitamos personas que tengan las mismas ideas, a fin de que trabajemos juntos y en un mismo sentido en beneficio de nuestro país y Atacama”.

A propósito, ¿qué propuestas de Kast resalta usted?

“En primer lugar, la reducción de los impuestos a la Pymes, ya que eso le daría un tremendo impulso a la economía. Es obvio que con muchos impuestos la gente y las empresas se desincentivan de invertir. No nos olvidemos que fue un impuesto que impuso la señora Bachelet el año 2014 y que se tradujo en que en los años siguientes se  empezó a notar la desincentivación del emprendimiento, y eso en los años sucesivos se empieza a notar, no es instantáneo pero es determinante, es la falta de inversión, lo que se refleja en la falta de empleo y disminución de los salarios. No olvidemos que las pymes son el principal motor económico de nuestro país, ya que reúnen el 82% de la  fuente laboral  y, sin embargo, son las primeras que sufren el rigor de los impuestos al verse obligadas a reducir la inversión, el empleo y la productividad”.

Síguenos en facebook

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
Linkedin

Deja un comentario