Escándalo en Perú: encontraron 20.000 dólares en el baño de un despacho del Palacio de Gobierno

LIMA.- El secretario general de la Presidencia de Perú, Bruno Pacheco, quien renunció la semana pasada tras una controversia desatado por presuntas presiones para ascensos irregulares en las Fuerzas Armadas se convirtió ahora en el protagonista de un escándalo mayor: la Justicia descubrió que guardaba US$ 20 mil en el baño de su despacho, ubicado en el Palacio de Gobierno.

El hallazgo fue consignado en el acta de la diligencia fiscal que se realizó en el lugar el último viernes, como parte de la investigación por el presunto delito de tráfico de influencias abierta contra el ahora exfuncionario de Pedro Castillo.

De acuerdo con el documento del Ministerio Público, al que accedió El Comercio, Pacheco respondió que “el dinero es producto de sus ahorros y del sueldo que percibe como secretario general de Palacio de Gobierno, sueldo que asciende a la suma de 25.000 soles (unos 6000 dólares), permitiendo también voluntariamente hacer el conteo de los billetes exhibidos, verificando que asciende a la suma de US$20.000″.

Según dicha acta, el hallazgo se produjo entre los objetos personales de Pacheco, en un cuarto ambiente del despacho de la secretaría “correspondiente a un baño y vestidor”.

El personal de la fiscalía procedió también a realizar fotocopias de los billetes, mientras que Bruno Pacheco se comprometió a “acreditar en el término más breve el dinero exhibido”.

La diligencia en Palacio de Gobierno fue realizada por el fiscal Anticorrupción Marco Huamán Muñoz. El Ministerio Público investiga a Pacheco por las presuntas presiones ejercidas al jefe de la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat).

Un fragmento del el acta de la diligencia fiscalUn fragmento del el acta de la diligencia fiscal (El Comercio (Perú)/)

Durante la diligencia, la fiscalía también inspeccionó el despacho de la secretaría general, en donde se le solicitó a Pacheco exhibir documentación pública ubicada en su escritorio, así como acceder a su equipo de computadora y extraer información de la misma.

Todos estos actos fueron parte de la “diligencia de exhibición de documentos no privados, así como la exhibición de las computadoras de la secretaría general de Palacio de Gobierno”.

Cómo puede seguir

De acuerdo a los abogados penalistas Romy Chang y Carlos Caro, el hallazgo de la fiscalía podría configurar para la fiscalía una nueva línea de investigación contra Pacheco en torno a los presuntos delitos de lavado de activos o enriquecimiento ilícito en su condición de funcionario.

En el análisis de Chang, la situación de Pacheco se complica. Sostuvo que el hecho refuerza la hipótesis de trabajo de la fiscalía y amplía el caso, pues “no es muy normal que uno tenga en su trabajo, en el baño, tanto dinero en efectivo. Sobre todo si tomamos en cuenta que él gana 25 mil soles al mes, ocupa el cargo desde julio y no especifica si son brutos o netos”.

“Esto abre una nueva línea de investigación, que además empalma muy bien con la hipótesis inicial del fiscal sobre el tema de Sunat […] Es compatible con el tema de Sunat, porque lo que hemos apreciado en los chats es que estaría haciendo favores a empresarios. La pregunta de los US$20 mil es si lo hizo gratis o recibió una coima por eso”, señaló a El Comercio.

En ese sentido, la experta consideró que Bruno Pacheco tendría que demostrar que tiene otros ingresos o ahorros que le han permitido llegar a la citada cantidad de dinero en efectivo. “La fiscalía tendrá que contrastar eso, por ejemplo, solicitando el levantamiento del secreto bancario para mirar cuánto dinero tiene en los bancos y otras diligencias para poder ver si estamos hablando de actos de lavado de dinero en su modalidad de ocultamiento y tenencia”, apuntó.

Para Caro, si Pachecho no justifica el origen del dinero, se abriría una nueva línea de investigación enmarcada en los presuntos delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de activos.

“Tenemos un tema serio. Si se encuentra dinero en efectivo, eso para la fiscalía es sinónimo de lavado de activos o corrupción. Y como no se puede probar el acto corrupto en sí mismo, de dónde viene la plata, lo pueden imputar enriquecimiento ilícito de funcionario público. Eso mezclado también con lavado de activos, porque manejar más de 10.000 dólares en efectivo es una alerta, una bandera roja propia de la sintomatología de lo que es el lavado de activos”, explicó.

En cuanto a la necesidad de que se acredite el dinero, Caro indicó que si, por ejemplo, Bruno Pacheco ha prestado algún servicio o hecho alguna venta, tendría que presentar un contrato como justificación. “Si el dinero ha provenido del banco o ha sido bancarizado, si dice que es plata que le han prestado, tendría que acreditarlo con un contrato, con un testigo que diga que le prestó. Y la persona que le prestó tendría que acreditar de dónde sacó el dinero, por qué en efectivo y por qué lo tenía en Palacio de Gobierno”, añadió.

En tanto, Romy Chang cuestionó que la fiscalía solo haya requerido fotocopias de dinero en vez de incautarlo, por más que no haya sido un acto de allanamiento con orden judicial. “¿Qué pasa si llegas a un lugar donde vas a sacar documentos públicos pero encuentras un arma que no tiene permiso? No vas a sacar una foto y la vas a seguir dejando ahí? Es un tema de flagrancia, tienes que llevarte el arma y pedir que acredite los documentos sobre la tenencia lícita. Lo mismo se pudo haber hecho con el dinero, porque se llevan las copias de los billetes, ¿y acaso el dinero va a seguir ahí?”, indicó.

 

Por René Zubieta Pacco

La Nación

Síguenos en facebook

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
Linkedin

Deja un comentario