EMOTIVA DESPEDIDA A FALLECIDO EX ALUMNO DEL HOGAR DE MENORES DE LA FUNDACIÓN NIÑO Y PATRIA DE TIERRA AMARILLA

 

 

El frío titular principal de los medios de comunicación regional del 30 de septiembre recién pasado señalaba: “Encuentran a hombre fallecido al interior del parque El Pretil”. Se trataba de un cuerpo que ingresó al Servicio Médico Legal de Copiapó como desconocido, ya que no portaba documentos.

 

El hallazgo de la víctima que yacía en uno de los quinchos del recinto fue hecho por algunos individuos que lo vieron tendido en el suelo y, al acercarse, se dieron cuenta que estaba sin vida. De inmediato notificaron a Carabineros que llegó al sitio del suceso junto a un equipo de paramédicos del Servicio de Atención Médica y Urgencias (Samu), quienes confirmaron que el infortunado no tenía signos vitales.

 

Paralelamente, un hombre buscaba desde hacía tiempo a su hermano mayor al que no veía desde hace más de 9 años, luego que se vieron obligados a separarse desde que egresaron del Hogar de Menores, donde vivieron su infancia, alejados de sus otros hermanos, sin sospechar que la búsqueda podría llegar pronto a su fin, pero en una triste y lamentable circunstancia.

 

En tanto, como la identificación de la víctima seguía siendo un misterio, su cuerpo sería enterrado como NN, algo que la señora María Lezcano Domínguez no permitiría que así ocurriera, por lo que -sin tener parentesco alguno-  comenzó a realizar los tramites de rigor para el retiro del cuerpo para velarlo en su propia casa y darle una digna sepultura, propiciando al mismo tiempo el reencuentro de 18 ex “hermanos” del Hogar de Menores de la Fundación Niño y Patria que funcionaba en Copiapó y Tierra Amarilla.

 

¿Y quién es esta samaritana y por qué tuvo ese gesto? Ella era hija de la señora Ana Domínguez viuda de Lezcano, fallecida hace algunos años, quien junto a su madre y hermano trabajaron por muchos años en el antiguo y desaparecido Hogar de Menores de Copiapó, quien se ganó el cariño y respeto de los entonces niños que allí eran cobijados, quienes la veían como una segunda madre, siendo uno de estos adolescentes Juan Eduardo Hidalgo Tapia, la infortunada víctima encontrada en El Pretil, quien una vez que salió del Hogar fue acogido por la señora Ana Domínguez en su propia casa.

 

“El día domingo me llamó un carabinero conocido de la familia para comentarme que el cuerpo que habían encontrado en el Pretil era nada menos que el de Juanito”, contó la señora María Lezcano Domínguez, mientras realizaba los trámites de rigor para retirar los restos mortales de Juan Hidalgo Tapia para darle una cristiana sepultura.

 

En realidad, hacía más de cinco años que este ex alumno del Hogar de Menores de Tierra Amarilla había caído en una severa depresión y, desde hace tres años, aproximadamente, lo habían visto deambular por el sector de El Pretil, en absoluta situación de calle.

 

Enterados del triste episodio, más de 18 ex alumnos del mencionado Hogar lograron contactarse entre ellos para reencontrarse en la despedida de este amigo y hermano. Y entre estos se contaba Alfonso del Rosario Hidalgo Tapia, quien así vino a poner término a la larga e infructuosa búsqueda de su hermano que había iniciado años atrás. “Agradezco el noble gesto de la señora María Lezcano de velar el cuerpo de mi hermano en su casa y que, a la vez, nos permitiera reencontrarnos con amigos y hermanos del Hogar de Menores Niño y Patria de Tierra Amarilla”, dijo Hidalgo.

 

El mismo Alfonso del Rosario indico a este medio que también desea contactarse con el resto de sus hermanos, a quienes no ha visto igualmente desde hace más de 40 años. Ellos son: Silvia, Margarita del Carmen, y Luis Alberto Hidalgo Tapia; a quienes se agregan Carlos, Pedro, Gilberto y Herman, los cuatro de apellidos Narria Tapia, quienes provienen de la localidad de Huasco Bajo.

 

Finalmente, el jueves 3 octubre, a las 16:00 horas, los restos de Juanito Hidalgo fueron sepultados en el Cementerio Municipal de Copiapó, saliendo el cortejo fúnebre desde la casa de la señora María Lezcano Domínguez, ubicada en la Avenida Vichuquén 832, en el sector Los Llanos.

 

REACCIONES

 

Durante el encuentro de los ex internos del Hogar de Menores de Tierra Amarilla, este medio recogió las siguientes impresiones:

 

ALVARO RAMIREZ: “Me produce una alegría inmensa ver a Alfonso despidiendo a su hermano Juan y a todos nuestros hermanos, quienes le pudimos dar un hermoso adiós a Juanito, una persona muy linda de corazón. Hoy lo vamos a dejar descansando y ya no con una penita en el corazón. Me siento orgulloso de todos mis hermanos que estuvieron conmigo internados y que hoy somos hombres de bien”.

 

LUIS MARCHANT: “Amigos por motivo de trabajo no podré estar en la despedida de Juanito pero creo que los que no podamos asistir estaremos bien representados por los que sí estarán presentes. Gracias Juanito por hacer posible el reencuentro con los hermanos y descansa en paz, nos vemos en la otra vida. Un abrazo fraterno a todos y, en especial, a Alfonso… mucha resignación”.

 

SALVADOR ROJAS ALLENDE (DESDE ARICA): “Les doy las gracias a todos; en especial a María Lazcano y a su familia por todo su amor y entrega. Descansa en paz hermano Juanito y cuídate mucho hermano Alfonso Hidalgo”.

 

JOSÉ CASTRO FARFAN (DESDE LOS ANDES). “A la distancia, muchas bendiciones para todos ustedes hermanos y desde aquí un fuerte abrazo a su hermano Alfonso, pero, especialmente para esa persona mágica que tuvo un corazón lleno de amor por nuestro hermano Juanito. A la distancia, muchas gracias señora María y muchas bendiciones para todos ustedes hermanos que Dios los proteja a todos con su manto bendiciones”.

 

 

RECUERDOS

 

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario