LA VOCACIÓN POR SERVIR Y AYUDAR AL PRÓJIMO

 

·        El cabo 1° Erix Herrera Valenzuela lleva sólo algunos meses en la región y ya es parte importante del Grupo de Operaciones GOPE Atacama.

Este joven de 29 años, oriundo de Yumbel, región del Bío Bío, llegó a la III Zona de Carabineros Atacama en abril pasado. Proviene de Santiago, su última destinación, tras realizar el curso GOPE, que lo habilitó para ser parte de esta elite de Carabineros de Chile. Con esa vocación que caracteriza a los carabineros, el cabo 1° Erix Herrera Valenzuela se ha entregado por completo a su especialidad y está feliz con su trabajo en Atacama, el cual se complementa –según nos cuenta- con un excelente clima laboral, con playas hermosas y una cordillera majestuosa.

 

El cabo 1° Erix Herrera Valenzuela ingresó a la Escuela de Formación de Carabineros de Chile, ESFOCAR, en enero de 2012. De familia con fuerte arraigo a las instituciones de las Fuerzas Armadas y del Orden y la Seguridad Pública, por eso siempre soñó con ser Carabinero. Mientras se desempeñaba en la Subcomisaría Los Quillayes de La Florida -su única destinación por cinco años- se preparó para ingresar al curso GOPE, anhelo que se materializó el 2017. Tras ser aceptado y desempeñar un riguroso entrenamiento se especializó para cumplir operaciones de salvataje y rescate, contraterrorismo, desactivación de bombas y normalización situaciones de riesgo.

 

Especialización que muy pronto puso a prueba al participar en el rescate del cuerpo de una persona adulta de sexo masculino, quien cayó al río en la comuna de San Bernardo y permaneció extraviado por varios días. También debió cumplir labores de escolta al transporte de valores y en varias ocasiones formó parte del equipo de seguridad y protección a personas importantes, entre ellas el Presidente de la República.

 

En abril de este año y desempeñándose en el GOPE Santiago fue destinado a la III Zona de Carabineros Atacama. Una región muy desigual a las que conoce y donde ha cumplido funciones anteriormente, sin embargo, la diversidad geográfica y la compañía de su hermano menor que trabaja en Gendarmería de Chile, fueron fortalezas importantes para este nuevo desafío que lo ha llevado a practicar -en corto tiempo- la versatilidad de su especialidad.

 

En su escasa permanencia en la zona, ya ha participado en los trágicos y complejos rescates mineros, siendo este último en el yacimiento Granate de Pucobre, en Tierra Amarilla. Del mismo modo, el cabo 1°  Herrera ha integrado el grupo de búsqueda de la adolescente Catalina, quien desde junio pasado ha movilizado a las policías y rescatistas.

 

Una labor permanente que también debe cumplir este funcionario policial es el apoyo al personal especializado del OS7 Atacama, en intervenciones y allanamientos de droga y como parte de su labor diaria realiza además, jornadas preventivas a entidades bancarias y por el casco histórico de la comuna de Copiapó. Dice que en un corto tiempo ha puesto en práctica todo ese entrenamiento riguroso, tanto en lo mental como en lo físico y que los prepara para enfrentar con éxito y con amplios márgenes de seguridad los más difíciles y complejos procedimientos y situaciones críticas o de alta emergencia.

 

Sus amores sin lugar a dudas son Carabineros de Chile y su familia. Así lo afirma cuando cuenta que se prepara ansioso para la llegada de Rafaela, su primogénita que llegará como regalo de navidad en diciembre de este año. Estos amores lo motivan a seguir profesionalizándose, para ser siempre una buena persona y el mejor carabinero, dispuesto en todo momento a ayudar al prójimo. Sueña con el día que pueda ingresar a la Escuela de Suboficiales, por esto su compromiso personal e institucional es seguir especializándose y preparándose para dar lo mejor de sí a la ciudadanía. Sin importar los riesgos y tampoco las agotadoras y maratónicas horas de trabajo que muchas veces ha debido realizar durante emergencias, continuará con el mismo ímpetu y tesón desarrollando esta misión.

 

“A veces ha sido un trabajo extenuante, muy sacrificado, pero con la vocación que nos caracteriza de ayudar al prójimo, al desvalido y a todas las personas que lo necesitan estamos ahí y estaremos en cualquier emergencia. Sabemos que la gente nos necesita y que nuestro trabajo es importante para ayudar a la gente, por eso y por mucho más amo el ser Carabinero”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario