HAN TRASNCURRIDO 13 DÍAS DE ESTE AÑO 2020… VIENE MEJOR O PEOR?

Este 2020 es un año que estará marcado por un plebiscito, elecciones municipales y de Gobernador Regional. Por otra parte, a raíz del estallido social se postergó para este año la rendición de la PSU que, en definitiva, fue un fracaso, donde una minoría impuso su capricho, ideología, pensamientos y antojos, frustrando el sueño de miles de jóvenes de postular a la Universidad que, quizás en algunos casos, les llevó años de preparación y sacrificio, incluyendo también a sus familias.

 

En particular Copiapó, no estuvo ausente en esta frustración, sin embargo, causa una especial preocupación la pasividad de algunas autoridades ante este proceso de selección universitaria, unos escudados que no les correspondía, considerando que el DEMRE eran los responsables, eludiendo sus obligaciones como autoridades, especialmente abandonando sus obligaciones constitucionales de velar por el bien común de todos y todas. En definitiva, nadie o casi nadie se preocupó de cautelar los derechos de miles jóvenes esperanzados de lograr sus sueños.

 

Desde octubre del año 2019, hemos sido testigo de la actuación de nuestras autoridades, donde en muchos casos se han transformado en meros espectadores, dejando de lado sus obligaciones legales, funcionarias y por qué no decirlo constitucionales; algunos preocupados del pensamiento de la ciudadanía realizando consultas ciudadanas respecto de una instancia que, en definitiva, debe decidirse en abril próximo, es decir, incurriendo en un gasto de recursos públicos innecesarios que perfectamente pudiesen haber tenido un destino más útil en beneficio de aquellos que más lo necesitan.

 

Esta semana nuevamente aparece con fuerza el tema de las pensiones y las famosas cuarenta horas, respecto a la cual varios honorables de esta región se han manifestado conforme, a mi juicio creo que nadie puede estar en contra de buscar una solución al tema de pensiones, sin embargo, las 40 horas tengo ciertas aprensiones, hoy existen en el Código del Trabajo algunas disposiciones más urgentes que modificar y para ello no deberían esperar que se aprueben estas iniciativas, tales como:

-“Art. 60. En caso de fallecimiento del trabajador, las remuneraciones que se adeudaren serán pagadas por el empleador a la persona que se hizo cargo de sus funerales, hasta concurrencia del costo de los mismos”.

-“El saldo, si lo hubiere, y las demás prestaciones pendientes a la fecha del fallecimiento se pagarán, en orden de precedencia, al cónyuge o conviviente civil, a los hijos o a los padres del fallecido”.

En este particular artículo generalmente los deudos o familiares quedan desprotegidos, considerando que existen trabajadores que son solteros, no tienen hijos, sus padres han fallecido, el empleador no tiene obligación legal de pagar finiquitos o remuneraciones adeudadas, a los sobrevivientes, por ejemplo, hermanos.

Por otra parte, si analizamos el Art. 159 N° 3 del Código de Trabajo, “Muerte del Trabajador”

La Dirección del Trabajo claramente establece en su Dictamen N° 4.793/083, de 8.11.10, señala: 1) En caso de muerte del trabajador procede el pago de

indemnización por feriado compensatorio, o por feriado proporcional, devengados a la fecha de su fallecimiento, y 2) El pago correspondiente de estas indemnizaciones deberá efectuarse por el empleador al cónyuge, a los hijos matrimoniales y no matrimoniales, o a los padres de la misma filiación del fallecido, unos a falta de otros, en el orden indicado, como igualmente, lo que restare de las remuneraciones pendientes descontados los gastos de funeral, todo ello hasta el tope legal del artículo 60 del Código del Trabajo.

En consecuencia, un trabajador que tiene un año de servicio o más por el solo efecto de fallecer pierde la indemnización por años de servicios, a mi juicio una situación totalmente irracional, podríamos seguir señalando una serie de situaciones que afectan a los trabajadores y merecen una urgente modificación y que podrían ser más trascendentales que las 40 horas, al efecto he hablado con varios honorables quienes han tomado nota, sin embargo han quedado en palabras y promesas incumplidas, en otra ocasión seguiremos profundizando respecto de otros temas que afectan a los trabajadores y trabajadoras de Chile, señaladas en la actual legislación.

Siguiendo que el tema que iniciamos este comentario, los Copiapinos estamos siendo testigos de una tremenda campaña preelectoral con muchos recursos, incluso ya se puede ver los mismo personajes de siempre que están desplegado campañas, como lo han hecho en procesos anteriores, ahora bien ello no es el problema, sin embargo existe una duda de quienes como se financian a estos promotores de candidatos.

Para finalizar solo espero que el plebiscito del 26 de abril de este año se puede llevar a efecto en normalidad y con espíritu republicano que nos ha caracterizados en las últimas décadas.

 

 

JUAN BAILON ESCOBAR

RELATOR DE SEGURIDAD PRIVADA.

 

 

 

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario