ESPECIALISTAS INFORMAN SOBRE CÁNCER DE CABEZA Y CUELLO

 

La mayoría de los cánceres de cabeza y cuello en general no son hereditarios y son prevenibles modificando hábitos dañinos, afirma el presidente de la Sociedad Chilena De Cirugía de Cabeza, Cuello y Plástica Máxilo Facial

El 27 de julio se conmemora el día Mundial contra el Cáncer de Cabeza y Cuello impulsado por la International Federation of Head and Neck Oncologic Societies (Ifhnos). En nuestro país, la Sociedad de Cirugía de Cabeza y Cuello y Plástica Maxilo-Facial se ha sumado a esta conmemoración desde su instauración hace 5 años atrás y hace énfasis en informar a la población acerca de este tipo de cáncer no siempre conocido y específicamente, a la importancia de la prevención y su detección precoz.

El cáncer de cabeza y cuello es el sexto cáncer más común del mundo, ya que incluye a todos aquellos cánceres que se originan entre la base del cráneo y las clavículas. Sin embargo, es importante conocer que se excluyen de esta categoría los cánceres del sistema nervioso central, es decir, del cerebro, ya que son competencia de la neurocirugía.

En ese sentido, el cáncer de cabeza y cuello está formado por “los cánceres de piel, labios, lengua, paladar, amígdalas, mandíbula, glándulas salivales, fosas nasales, senos paranasales, laringe, tiroides, entre otros”, explicó el doctor Marcelo Veloso Olivares, presidente de la Sociedad Chilena de Cirugía de Cabeza y Cuello, y cirujano oncólogo de cabeza y cuello del Instituto Nacional del Cáncer.

Se estima que esta patología genera hasta 500 muertes al año en Chile y el doctor Veloso afirma que si bien, “no se tiene un registro muy claro, se piensa que debe estar similar a lo que se estima para Latinoamérica: alrededor de 13 casos por 100.000 habitantes en hombres y, 4 por 100.000 habitantes en mujeres”. A modo de ejemplo, Globocan (Global Cancer Observatory) publicó que en el 2018 Chile reportó 712 casos diagnosticados por este tipo de cáncer y 377 defunciones por esta causa.

El especialista advierte que “la causa más frecuente de la enfermedad es el consumo de tabaco en todas sus formas y también se relaciona al consumo exagerado de alcohol, más aún cuando ambos hábitos están asociados. Últimamente se ha visto su aparición en pacientes jóvenes sin los factores de riesgo antes mencionados, en ellos  la aparición de esta enfermedad se ha asociado  a la presencia de infección del Virus del Papiloma Humano”, por lo que el representante de la Sociedad de Cirugía de Cabeza y Cuello y Plástica Máxilo-Facial  aconseja evitar el consumo de tabaco y el exceso de alcohol sostenido en el tiempo, además de protegerse de la infección del Virus del Papiloma Humano, ya que afirma que en la gran mayoría de los casos son prevenibles si se abandonan estos factores de riesgo. Un punto especial es la prevención del cáncer de piel en la que el daño solar juega un papel importante en su génesis, especialmente en el cáncer de labio, por lo que las medidas destinadas a su prevención hay que tenerlas siempre en mente.

Por otro lado, también el doctor Veloso informó que “una vez que aparece es fácilmente diagnosticable, pues está a la vista del médico o dentista, quien lo podrá diagnosticar precozmente y derivarlo de forma oportuna para su tratamiento efectivo”. Su facilidad de diagnóstico recae en que presenta síntomas de sencilla identificación, que dependerán de la zona del tumor, pero que “generalmente son ulceraciones o tumoraciones de crecimiento progresivo que sangran o duelen, aparición de masas en el cuello, dificultad para tragar, disfonía y perdidas espontaneas de piezas dentarias”, comentó el cirujano oncólogo.

Relación con Virus del Papiloma Humano

En los últimos años, los especialistas han agregado una nueva causa del desarrollo de ciertos tipos de cáncer de cabeza y cuello y es el Virus del Papiloma Humano. Ya que se ha podido observar que la transmisión de este virus a través del sexo oral desprotegido se ha presentado como un factor de riesgo para esta enfermedad, especialmente en el grupo etario joven.

“Desde hace algunos años ha aumentado la enfermedad en un grupo de pacientes más jóvenes de lo que habitualmente uno veía en la práctica clínica en los pacientes con este tipo de cáncer y específicamente, en el territorio que denominamos orofaringe (amígdala, base de lengua y faringe). En estos pacientes se vio que existía la presencia del Virus Papiloma Humano, el mismo que causa la infección genital y el cáncer de cuello de útero en la mujer”, comentó al respecto el doctor Marcelo Veloso.

Importancia especial tiene para esto la inmunización preventiva contra el papiloma humano, la que ha demostrado no sólo una efectividad adecuada en hombres y mujeres en cánceres asociados al VPH, sino también para los cánceres orofaríngeos y otros tipos de cáncer de cabeza y cuello con la aprobación de una nueva indicación en Estados Unidos en las últimas semanas.

Tratamientos

El presidente de la Sociedad Médica afirmó que el principal tratamiento es la cirugía que, de ser necesaria, puede ser complementada por radioterapia o en sumatoria de quimioterapia.

Además, recientemente se está utilizando una terapia prometedora como tratamiento de los cánceres de cabeza y cuello recurrentes o en estado metastásico, conocida como inmunoterapia. El docto Veloso comentó que antes de la llegada de este tipo de tratamiento, los pacientes recurrentes o con metástasis, obtenían resultados pobres con los tratamientos disponibles hasta ese momento. “Actualmente, en algunos pacientes que son candidatos para recibir estos nuevos tratamientos, se han visto que logran buenos resultados y que algunos se mantienen por mucho tiempo, lo que abre un nuevo horizonte en el tratamiento del cáncer”, afirmó.

Se debe considerar además que cuando se detecta en etapas precoces, la sobrevida es mayor al 80%, por lo que la detección precoz es de vital importancia. Sin embargo, más de la mitad de los casos consultan en forma tardía con cánceres ya avanzados.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario