Primarias de gobernadores, el desafío de la participación ciudadana

Fabiola Freire Aguilar, Académica UCEN Región Coquimbo

El 2021 nos enfrentaremos a elecciones que por primera vez se realizarán en Chile. Lo anterior, en el marco de la Ley Orgánica sobre gobierno y administración regional (Nº19.175), la Ley de fortalecimiento a la regionalización (Nº21.074) y la Nº21.073, que regula la próxima elección en abril del próximo año.

¿Cuáles son los desafíos de esta normativa?, lo primero es la participación como derecho y garantía de un proceso legitimado. Si bien, luego del Plebiscito por una nueva constitución se observó altos niveles de participación a nivel país, en las elecciones primarias la tendencia es que, en su mayoría, participan militantes de partidos y coaliciones que llevan candidatos para dichas elecciones. La ciudadanía en tanto, se resta de estos procesos y prefiere hacer valer su voto en la modalidad “oficial”.

En este sentido se plantea otro desafío para las primarias, ¿Cómo convencer a la ciudadanía de que todas las elecciones son importantes para decidir los niveles de representatividad de los candidatos y futuras autoridades electas?

Una elección primaria es una instancia que para muchos no representa mayor relevancia, pero veamos de que se tata. Históricamente, este proceso se ha realizado por dos razones: la primera, es que la dispersión de partidos hace que ningún candidato o candidata que sea respaldado por un solo partido o fuerza política pueda ser electo sólo con los votos de dicho partido. La segunda, es que los partidos políticos sólo representan cerca de un 6% del total del electorado en Chile y por tanto cualquier elección requerirá tanto de alianzas políticas como de la ciudadanía para elegir cualquier cargo de representación popular.  En este caso, ambas razones hacen necesaria una primaria electoral para definir candidatos únicos de coaliciones y así, asegurar unidad en las preferencias de elección.

Pero también hay otro punto importante, el rol de la ciudadanía en la elección y la relevancia de esta elección en particular. No olvidemos que este cargo de Gobernador/a regional, se crea con el propósito de descentralizar la toma de decisiones (el poder) desde el nivel central al nivel regional, dar más autonomía a las regiones en la implementación de políticas públicas y así tener una gestión territorial acorde a las necesidades locales (con legitimidad territorial). Todo lo anterior, como parte del proceso de modernización y cambio de la política chilena del siglo XXI.

Síguenos en facebook

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
Linkedin

Deja un comentario