HISTORIAS VALLENARINAS CONTEMPORANEAS El “Negro Pelé”

 

“Nací el 30 de abril de 1935 en el fundo Longomilla. Yo era hijo natural y cuando mi mamá se casó me dejó al cuidado de mi abuela materna. Casi toda mi niñez anduve a pata pelada, no conocía los zapatos. A los 15 años partí en tren a El Salado, llevando solo un saco al hombro”. Así comienza contando su historia de vida Jorge Hernán Delgado, más conocido como el “Negro Pelé”, todo un personaje popular en el sector de la calle Marañón y, me atrevo a decir, no hay quien de los antiguos vallenarinos no lo haya conocido por su negocio en la esquina de Alonso de Ercilla, donde ha vivido por casi 60 años; también por su afición al ciclismo y la rayuela, o por su gestión como técnico de fútbol, amén de tener una hija cantante, famosa a nivel provincial: la “Paty” Delgado, ganadora de cuanto show había en Vallenar entre los años setenta y ochenta.

En su juventud, el Pelé recorrió las pampas salitreras, estuvo en Chuquicamata y María Elena. Reconoce que regresó a Vallenar obligado por las circunstancias. “Con un amigo nos íbamos en un camión desde María Elena a Arica a buscar mercaderías para vender en las salitreras, pero en esos tiempos eso se consideraba contrabando. A mi amigo lo detuvieron y un rati amigo me aconsejó que me desapareciera, sino me iba a pasar lo mismo, así es que ahí decidí regresar a Vallenar. Esto fue cuando tenía como 23 años más o menos”.

¿Quién le puso Pelé?

“Un señor de apellido Alegría de aquí del barrio y que era practicante. Es que cuando llegué del norte venía más negro que el carbón y como en esos tiempos estaba de moda el brasileño Pelé me puso ese sobrenombre por el que me conoce toda la gente”.

Recuerda que su incursión como comerciante de fruta la inició con el apoyo del conocido empresario y agricultor Felipe Risi, creador del afamado Pisco Tacam, quien le entregaba mercadería para llevar a Potrerillos en el tren longino. “Un día don Felipe me dijo ´llévate unas botellitas pal norte´ y le hice caso: me llevé una caja. En Potrerillos, no conocían el pisco y les encantó a los gringos que me pidieron todo el stock que tenía”.

Jorge Delgado llegó al barrio Marañón a comienzos de 1960, cuando ya existía la Radio Estrella del Norte y se hizo muy amigo de don Luciano Morales, quien lo invitaba a parrandear. “También estaban los Aguirre, quienes vendían leña y carbón aquí al frente, donde hoy existe una iglesia; asimismo, estaban don Manuel y el Chinito Pepe Chong. En la esquina con Merced estaba don Santiago Pereira. La fábrica de Fideos de don Hugo Evans, a quien conocí cuando niño (más tarde funcionó allí la ECA) ya había quebrado; también estaba don Romelio Alday y su esposa Olga Rossel. Cuando niño le trabajé al ´cojito´ Alday allá en el fundo Bellavista, donde me crié a patita pelá. Entre primos y hermanos, éramos como ocho los que vivíamos con la abuela”.

Luego, prosigue con su relato: “Al lado de la casa de mi abuela, había un colegio y cuando tenía como 7 años fui y me inscribí yo mismo. Ahí estudié hasta cuarta preparatoria. Mi primer profesor fue don Manuel González, a quien le decían ´El Cabeza de Ajo´…De Vallenar a Longomilla hay como 15 kilómetros, y él se iba a pie el lunes temprano, tipo 4 de la mañana, y el día viernes se venía de regreso caminando por la línea del tren. Eran otros tiempos, no había temor a los asaltos”.

En lo deportivo, empezó entrenando a los niños del Club Unión Gómez, luego se cambió al club Alcantagua y terminó siendo técnico de Unión Compañía.

Casado con doña Lenda Norma Toro Mercado, quien hoy sufre de Alzhaimer, tuvo tres hijos: Patricia, Jorge y Norma. “Me siento muy conforme y agradecido de Dios por los hijos que me dio. Ellos nos cuidan. Mi hijo es el que ahora lleva las riendas de la casa y del negocio. Soy el único Pelé que nunca ha jugado fútbol”, reconoce alegremente al terminar la entrevista.

  

                 SERGIO ZARRICUETA ASTORGA

              UNIDAD DE COMUNICACIONES Y RRPP

                 15 de julio de 2020

Síguenos en facebook

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
Linkedin

Deja un comentario