EL SISTEMA PENDIENTE: Alerta AMBER, “Las primeras horas son vitales”

Por Jorge Oporto Marín. Periodista.

Copiapó, 27/06/2021- “Las primeras horas son vitales”, así definen los expertos la importancia del tiempo que debe demorar la activación de la búsqueda de personas desaparecidas o extraviadas, sobretodo en menores.

En Chile existe la denuncia por “presunta desgracia” que confiere un tiempo de 72 horas para que los organismos pertinentes, como Carabineros y la Policía de Investigaciones (PDI, inicien la búsqueda respectiva, es decir, por ley no están obligados a comenzar la búsqueda  en forma inmediata una vez  producida la denuncia.

Esta situación implica que se pierda un tiempo trascendente, de suma importancia, en el esclarecimiento del o los casos.

En 14 países, entre ellos Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, España, México y Australia, está vigente un sistema denominado “Alerta Amber”, sistema de notificación de menores  de edad desaparecidos donde incluso se usan todos los medios de comunicación posibles para difundir la desaparición, desde los tradicionales como radioemisoras, periódicos y canales de televisión, hasta  celulares y pantallas digitales instaladas en carreteras o doble vías.

La denominación hace referencia a la menor Amber Hagerman, secuestrada y asesinada en 1996, aunque también las iniciales A.M.B.E.R. tiene relación con America’s Missing: Broadcasting Emergency Response.

LA NIÑA AMBER HAGERMAN

Amber Hagerman, una niña de 9 años, andaba en bicicleta cerca de la casa de sus abuelos en la localidad de Arlington (Texas. Estados Unidos) cuando de un vehículo bajó un individuo y a viva fuerza la tomó y secuestró.

La menor fue encontrada cuatro días después degollada en un canal cercano a su casa.

A pesar que un testigo describió detalles del vehículo, una camioneta negra de donde bajó un individuo de raza blanca, la policía nunca encontró al secuestrador y el crimen quedó en la impunidad, a la fecha.

Las pericias pertinentes determinaron que Amber murió dos días después del secuestro.

EL CASO EMILIA

En Ecuador hay un sistema similar a la “Alerta Amber” denominado “Alerta Emilia” en alusión a la menor Emilia Benavides Cuenca, 10 años, secuestrada el 12 de diciembre de 2017 en la ciudad de Loja. Días después su cadáver, desmembrado y calcinado, fue encontrado en una quebrada  ubicada en los alrededores de la localidad.

La menor, como todos los días, concurrió a la “Escuela Zoila Alvarado de Jaramillo”, ubicada en el centro de Loja, y al término de clases  esperó el bus en el paradero cercano al recinto educacional para volver a su casa en el barrio “Ciudad Alegría”. En este lugar fue abordada por un individuo que resultó ser el secuestrador.

Las diligencias y pesquisas policiales lograron establecer su identidad: José Fabián Nero Robalino instructor de baile, masajista y promotor de actividades lúdicas con niños y conocido de la familia y la menor pues su madre y una hermana asistían a las clases  impartidas por él.

Tras su confesión, se determinó que actuó con dos cómplices (Manuel Ambuludi Robalino y Tania Ramón Azanza) y pertenecían a una red de grabación de videos y tráfico de pornografía infantil. José se suicido en la cárcel y sus cómplices fueron condenados a más de 30 años de privación de libertad por femicidio intencional, pornografía infantil, trata de personas y violación.

TOMÁS BRAVO Y ESTADÍSTICAS

El caso más emblemático en el último tiempo en Chile y que conmocionó al país, es la desaparición y muerte de Tomás Bravo Gutiérrez, de 3 años de edad, cuya investigación sigue abierta pues y aunque el Servicio Médico Legal (SML) determinó como causa de muerte “hipotermia e inanición”, existen muchas dudas y contradicciones.

Entre ellas, el hecho que el menor fue encontrado a unos dos kilómetros del lugar de su desaparición surgiendo la pregunta ¿cómo el menor pudo caminar dos kilómetros por un terreno escabroso?. Además, sus vestimentas fueron encontradas en cierto orden de disposición y en ellas restos de fluidos biológicos que se están periciando, es decir, muchas personas estiman que existió participación de terceros.

Un informe entregado por la PDI a la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados sobre personas extraviadas indica que entre el año 2010 y 2019 existen 4.941 casos de menores extraviados, de los cuales 3.666 corresponden a niños y 1.275 a niñas.

Por su parte, hasta mediados del 2019, Carabineros de Chile constata en sus estadísticas que en la última década fueron encontrados fallecidos 36  niños y niñas menores de 5 años.

El caso de Tomás Bravo incrementa las cifras que, lamentablemente, al no esclarecer sus muertes quedan sólo como estadísticas, invisibilizados, sin justicia y el dolor de los padres y la familia permanece, sin poder cerrar un ciclo y saber la verdad.

DESAPARECIDAS EN COPIAPO

En Copiapó, continúan desaparecidas Catalina Alvarez Godoy (16), Tanya Aciares Pereira (14) y Thiare Elgueda Acuña (19).

Para familiares, amigos y organizaciones feministas, Carabineros y la PDI a pesar de recibir las respectivas denuncias no actuaron inmediatamente después de registrarlas, ni siquiera luego de transcurridas las 72 horas por “presunta desgracia”, es decir, hay desidia y dejación en ambos estamentos.

También señalan que el Fiscal Regional, Christian González Carriel, no agiliza ni implementa nuevas   diligencias y en protesta han pegado afiches en el centro de la ciudad exigiendo su renuncia ante un evidente, para ellos, “dejamiento” en llevar y/o activar las causas pertinentes referidas a las menores y adolescente.

En el país existe una alerta que se activa a través de celulares que tienen una determinada aplicación y describe a la persona desaparecida una vez realizada la denuncia correspondiente, pero no está institucionalizada ni reconocida por ley de la república, sin embargo, en agosto del año 2019 parlamentarios presentaron un Proyecto de Ley sobre el tema y en diciembre del 2020 el Senado aprobó la moción para “establecer un sistema de mensajes de alerta ante la desaparición de menores de edad que permita facilitar su búsqueda, especialmente en las primeras horas de su desaparición, estimándose que el más efectivo es la Alerta Amber”.

Los parlamentarios indicaron que dicho sistema “busca comprometer a la comunidad en la búsqueda de menores extraviados mediante el despliegue de acciones coordinadas que permitan la localización y recuperación de los menores”.

Esta iniciativa tiende a comprometer a los concesionarios, permisionarios y licenciatarios de telecomunicaciones en el deber de trasmitir sin costo los mensajes de alerta y que les sean comunicados por Carabineros de Chile y Policía de Investigaciones (PDI) en relación a denuncias que hayan recibido por desaparición de menores, como asimismo las comunicadas al Ministerio Secretaria General de Gobierno.

Destaca que para tal efecto se considerara de interés público la difusión de la desaparición de menores que esté en conocimiento de dichos organismos.

También tendrán que unirse a esta difusión medios de comunicación impresos como diarios, periódicos, revistas y otros, radioemisoras y canales de televisión.

Gran importancia adquieren los dispositivos móviles y la mensajería de celulares, sin costo, pues se pretende que la “Alerta Amber” sea similar a los sistemas de advertencia creados para los fenómenos naturales como terremotos, tsunamis, erupción de volcanes y otros.

BOLETIN N° 12.880-15.

En el Boletín N° 12.880-15 del Senado, con fecha 05/01/2021, se informa  a la Cámara de Diputados que “ha dado su aprobación  al Proyecto de Ley que establece un sistema de mensajes de alerta ante la desaparición de menores de edad”.

Con fecha 06/01/2021, pasa a la Comisión de Obras Públicas, Transporte y Telecomunicaciones

Tierramarillano.cl trató de tomar contacto, vía telefónica, con la secretaría de la respectiva Comisión para requerir antecedentes sobre el particular, sin embargo, el llamado no fue atendido. Según información del Senado la mayoría de sus funcionarios está con la modalidad teletrabajo y a dicha situación obedecería el contacto fallido.

En todo caso, se confirmó que la información en el boletín está actualizada por lo que el último trámite está radicado en la Comisión de O. Públicas, Transporte y Telecomunicaciones desde enero del presente año.

Cabe señalar, en relación con la situación de personas desaparecidas o extraviadas, incluido menores, que en la Cámara de Diputados está radicado un proyecto de ley sobre el particular denominado “Ley de Extraviados” que lleva tres años de tramitación.

Finalmente, existe un proyecto, sobre el mismo tópico, elaborado por la hermana del Guía de Turismo, Kurt  Martinson Garcia, desaparecido en los alrededores de San Pedro de Atacama el año 2014 y cuyo caso aún no es resuelto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Síguenos en facebook

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
Linkedin

Deja un comentario