Positiva valoración de la comunidad universitaria obtuvo la primera clase híbrida realizada en la UDA

  • La experiencia pedagógica se estrena con 25 salas equipadas con una cámara y algunas salas cuentan con dos tipos. Micrófono de solapa para el profesor, micrófono de pedestales para los estudiantes y equipos computacionales “all in one” y streaming son parte del equipamiento tecnológico presente en los espacios educativos, cuyo ingreso además ofrece medidas de control sanitario.   

Frente al pizarrón y otros frente a la pantallas, estudiantes de diferentes carreras de las Facultades de Ingeniería y Tecnológica, asistieron el pasado martes 12 de octubre, a la primera clase en modalidad híbrida que se impartió con adecuaciones técnicas al proceso educativo y atendiendo las medidas de control sanitario.

“Primera vez que veo a mis compañeros, a algunos los conocía de alguna actividad externa. Algunos estudiantes no habíamos venido por primera vez, por lo que se siente raro y a la vez se siente acogedor, porque tanto el profesor como los demás están haciendo todo lo posible para que la clase transcurra de manera más amena y siendo respetuosos con la higiene y de la situación sanitaria. Es un gran cambio y para los estudiantes se entiende mucho mejor presencial que online”, comentó Luciano Berrios, estudiante de la carrera de Ingeniería Civil Informática. 

A medida que ingresaban al aula, estudiantes aplicaban las medidas de seguridad como toma de temperatura y aplicación de alcohol gel, para tomar asiento en un sala acondicionada con una cámara instalada frente al pizarrón, desde la cual sus compañeros y compañeras seguían la clase de Física de manera remota.  

En tercer año de Ingeniería Civil en Minas, Ángel Cabid, valoró la oportunidad de continuar con el proceso educativo a distancia que esta modalidad brinda a estudiantes que aún no pueden asistir físicamente a la Universidad. “Está bueno volver a las clases presenciales porque siento que pongo más atención, sobre todo en las clases prácticas. La posibilidad que tienen los compañeros que están fuera y aún no pueden regresar, también es buena para los que no pueden venir a clases presenciales”, sostuvo el estudiante.  

A Pascual Garrido, académico del Departamento de Física, le tocó estrenar esta nueva experiencia docente. Tras dar las indicaciones para un ejercicio práctico el profesor comentó “la clase híbrida no es muy distinta a lo que habitualmente hacemos, lo único distinto es el protocolo, las cámaras. Los estudiantes están trabajando muy bien, porque entendieron el experimento de lo que tienen que realizar. Se nota inmediatamente que tienen ganas de trabajar”, recalcó.

Equipamiento e inversión 

Paralelamente, en el campus Rómulo J. Peña  de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales- el equipo directivo institucional, liderado por el rector de la Universidad de Atacama, realizó una visita de reconocimiento a una de las salas híbridas ubicadas en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales.

“Es una inversión importante en recursos. Todo es en beneficio de la calidad y de la entrega de la información fundamentalmente a los estudiantes en sus diferentes carreras. En estos salones instalamos un sistema de video y de repetición, conectado a las diferentes plataformas que tiene la Universidad sea Meet, Zoom y el profesor podrá tener estudiantes presenciales y estudiantes conectados a la red para el seguimiento de sus clases, comentó el Dr. Celso Arias Mora, rector. 

Asimismo, el directivo universitario agregó que se espera comenzar el regreso de estudiantes a las clases presenciales, para lo cual ya se trabaja en las adecuaciones que permitan adoptar todas las medidas de seguridad para asegurar la salud de toda la comunidad universitaria. 

También dentro de la visita, el vicerrector académico Forlín Aguilera destacó la forma en que esta modalidad permite cumplir los resguardos sanitarios que deben estar presente en los procesos pedagógicos en el actual contexto sanitario: “Las 25 salas híbridas presentes en todas las unidades académicas de la UDA, involucran una inversión de más de 120 millones de pesos en equipamiento técnico, como también en equipamientos de protección personal, para poder dar abasto a todas nuestras funciones docentes en el ámbito del pregrado, del posgrado y de la formación continua y seguir ofreciendo este trabajo con los resguardos necesarios de salud para la población estudiantil y la comunidad académica con estas salas híbridas”.

Forlín Aguilera valoró el trabajo de la Dirección de Pregrado en la gestión y del Centro de Mejoramiento Docente (CMD) en la transferencia de las competencias para la comunidad docente: “Agradecemos a la Dirección de Pregrado, que ha operativizado esta instalación de nuevas tecnologías y al CMD, que realizó una capacitación facilitó la motivación y tomar este desafío por parte de nuestros académicos y académicas, y tenemos que seguir aumentando el alcance y la cobertura de estas competencias”.

Estas adecuaciones técnicas se realizan con la asesoría de la empresa TecnoGroup. Yerko Velarde, técnico en terreno a cargo de la capacitación de los encargados de TICs de las unidades académicas y de la instalación del proyecto salas híbridas, explicó que “son 25 salas, repartidas en 4 sedes, 11 de ellas con una cámara y 14 con dos tipos de cámara. Es tecnología de punta, la sala incluye tanto micrófono de solapa para el profesor, como micrófono de pedestal para los alumnos, computadoras all in one y la menor cantidad de cables, que tengan capacidad para tener el servicio de streaming, con las mejores posibilidades en audio e imagen, con una switcher de video Blackmagic Design ATEM Mini, que entre sus funciones permite cambiar con rapidez entre una y otra cámara para realizar un streaming más fluido” detalló.

Síguenos en facebook

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
Linkedin

Deja un comentario