fbpx

Disminución del riesgo de depresión postparto y el cáncer de mama: algunos beneficios de la lactancia materna en las mujeres

Mucho se sabe sobre los beneficios que la lactancia materna trae a los recién nacidos y niños menores de dos años, pero poca información se tiene acerca de los que puede generar en las mujeres. Por ello, en la semana de la lactancia materna, especialistas de Clínica Las Condes, destacan una serie de ventajas que trae este proceso desde el punto de vistas de las madres.

La Dra. Elizabeth Chong, ginecóloga especialista en lactancia CLC explica que “amamantar es importante no solo para el hijo o hija, sino que también para la madre. Para el niño o niña, sabemos que es el alimento óptimo, ya que contiene todos los nutrientes necesarios, como inmunoglobulinas que encontraremos sólo en la leche materna, además facilitará el apego. Y para la madre, disminuye el riesgo de depresión postparto, así como también de cáncer de mama y ovario. Por otra parte, facilita la recuperación postparto”.

En relación a la disminución del riesgo de depresión postparto, la ginecóloga señala que “durante la lactancia se producen oxitocina, que es la encargada de la eyección de la leche, también llamada hormona del amor, porque genera que uno se sienta enamorado, ayuda al tema del apego, del vínculo, del comportamiento. Y como está incrementada en este proceso, aumenta la sensación de cariño hacia nuestra guagua y por eso entonces también disminuye el riesgo de depresión en esta etapa”.

Asimismo, la doctora Chong destaca la contribución de la lactancia materna en la reducción del riesgo de desarrollar cáncer de mama y ovario, pues “existe menor exposición de estrógenos y progesterona durante esta época, ya que se inhibe la ovulación, por lo tanto disminuye la exposición y riesgo de padecer este tipo de cánceres, que se fortalecen a causa de las hormonas. Mientras más meses se amamante más diminución de riesgo voy a tener”, indica.

Finalmente la especialista se refiere a cómo el proceso de amamantar facilita la recuperación posterior al parto. En este sentido, comenta que “la misma producción de oxitocina ayuda a que el útero genere contracciones, llamadas entuertos, para poder volver poco a poco a su tamaño normal, para pasar de la dimensión que tiene cuando albergaba a un bebé al tamaño de una pera aproximadamente. Entonces si yo doy lactancia genero más oxitocina y mayor probabilidad de volver el útero a su tamaño normal”.

A esto y de forma complementaria, se suma que la lactancia consume alrededor de 500 a mil kilocalorías, aproximadamente, lo que puede contribuir a la recuperación del peso, si es que se combina con una alimentación balanceada.

Para poder aprovechar al máximo este tipo de beneficios, tanto para las madres como para los recién nacidos, es importante educar y acompañar a las mujeres durante el periodo de lactancia, indica la matrona encargada de la Clínica de Lactancia CLC, Jennifer Silva.

Para ello, la profesional recomienda que las mujeres cuenten con “un acompañamiento para la madre desde el tercer trimestre de embarazo, para educar sobre el periodo de lactancia, debido a que existen muchos mitos o creencias respeto a cuál es la mejor forma de hacerlo. En este sentido, es importante informar sobre todas las aristas del tema y hacer comprender que cada mujer vive la lactancia de manera diferente y que hay que respetar sus decisiones”, menciona.

Este acompañamiento es ideal que se extienda durante todo el proceso de lactancia luego del nacimiento del bebé, por ejemplo, en la extracción, destete e incluso la vuelta al trabajo mientras se amamanta, agrega la matrona.

Síguenos en facebook

Comparte

Facebook
Twitter
WhatsApp
Linkedin

Deja un comentario