¿GUETOS VERTICALES EN CONCEPCIÓN?

Por: Ricardo Utz Barriga

Arquitecto

 

 

 

Son auspiciosas las recientes cifras aportadas por la Cámara Chilena de la Construcción, según las cuales, el año pasado se vendieron 6.000 viviendas en el gran Concepción. De ellas, cerca de la mitad fueron departamentos ubicados en edificios de altura. Esto implica un alza de más del 16% respecto a 2016, tendencia que debería incrementarse, más aún, en caso de mantenerse la baja tasa de interés, la que en promedio bordea el 3% ( la más baja en 10 años).

 

Estas cifras nos alegran, porque denotan crecimiento, oportunidades de viviendas para las familias penquistas y una clara oferta de trabajo para el sensible rubro de la construcción.

 

No obstante, Concepción no puede seguir creciendo sólo en magnitud, si no se acompaña de un claro mejoramiento de sus espacios públicos, de un adecuado equipamiento y del control del impacto vehicular. Es decir, el crecimiento de Concepción debiera respetar “la estatura” de una ciudad que es considerada como uno de los núcleos urbanos más relevantes de Chile, junto a Santiago y Valparaíso.

 

Los nuevos edificios en altura del sector central de Concepción tienen la virtud de evitar que la comunidad emigre hacia la periferia, ahorrando urbanizaciones y tiempos de viajes, entre otros factores. Pero, las alturas de los futuros edificios debieran tener un límite, que no lo da precisamente la ingeniería, sino el sentido de calidad de vida. Se trata de salvaguardar la escala humana y el particular sello que identifica a Concepción.

 

Los mega edificios de la comuna de Estación Central pusieron, hace un año, la voz de alerta. El intendente metropolitano, Claudio Orrego, acuñó el concepto de “guetos verticales”, indicando que “las emociones no pueden quedar fuera de la construcción de una ciudad”. A mediados del año pasado, el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, anunció la invalidación de los permisos para construir 3 torres, con 4.200 departamentos. Sin embargo, cumplían la norma establecida en el Plan Regulador, por lo que los permisos estaban bien extendidos.

 

Y, en nuestra ciudad, el alcalde de Concepción, Álvaro Ortiz, ha anunciado el inicio de una profunda modificación al Plan Regulador, en que -sin duda- la altura de los edificios será uno de los temas a debatir por la comunidad. Esta es una medida esperada, porque permitirá proteger la imagen urbana de la capital regional y, muy especialmente, la calidad de vida de sus habitantes.

 

Puerto Varas desarrolla en estos instantes su Plan Regulador y se plantea ser “la comuna con más áreas verdes de Chile”. ¿Cuál será el signo, el sello, la impronta, que identificará nuestro futuro Plan Regulador Comunal y, por ende, a nuestra ciudad y sus habitantes?

 

 

 

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario